PORTALDOG.COM sitio canino con información para los amantes de los perros. Artículos informativos por especialistas médicos veterinarios, conductistas, etólogos, adiestradores. Guías de servicios: adiestradores,criadores de todas las razas,paseadores y mucha más info.
Inicio Email Faq Newsletter Sitemap PORTALDOG.COM
PORTALDOG.COM Contacto Sitemap Inicio
 
perros»comportamientos»agresivos
Etología Clínica:
Agresividad por protección de recurso
 
   
Opciones del autor Página web del autor Correo del autor

La agresividad por protección de recurso es un tipo de agresividad sin causa orgánica que se suele dar cuando nuestro perro protege a toda costa algún recurso, como la comida-recurso primario de supervivencia-, juguetes-pelota, mordedor, botella de plástico-, lugar de descanso-su cama, nuestro sofá- e incluso a la persona que es considerada como su propietario.

La agresividad normalmente va dirigida hacia las personas conocidas por el animal-propietario y los miembros de la familia- aunque también puede ir dirigida hacia personas desconocidas que bien interactúen-o no lleguen a interactuar- con el perro. Por poner un ejemplo, el perro puede estar en un parque jugando con una pelota y al acercarse una persona o niño desconocido perfectamente le puede gruñir, enseñar los dientes o morder. Por lo anterior, veo muy importante el tratamiento de esta conducta.

Se da más frecuentemente en machos que en hembras y en estas situaciones se da también la agresividad por dominancia-hacia el propietario- pero ésta se desarrolla exclusivamente en estos contextos concretos, con lo cual a veces se considera dentro de este apartado. Por lo anteriormente dicho, no se podrá diagnosticar una agresividad por protección de recurso si el perro protege aparte de la comida, su cama- o lugar en donde duerma o esté descansando- y así como un juguete, ya que estaríamos ante una agresividad por dominancia-demasiados recursos protegería en este caso el perro-.

De todas formas, si estamos ante un perro joven que está empezando a gruñir cuando se le toca la comida, sí que tenemos un futuro “guerrillero”-firme candidato- a desarrollar agresividad por dominancia.

Esta agresividad suele ocurrir con bastante frecuencia cuando nos solemos acercar al animal y está en posesión del recurso, si se lo vamos a quitar o cuando intentamos desplazar o sacar al perro de un sitio cuando está descansando-le hacemos bajar del sofá-. Hay que tener presente que cuando se protege un recurso es a causa de que para el actor el mismo tiene mucho valor.

 

La agresividad no solo se basa en morder, sino también cuando el perro gruñe o enseña los dientes -desnudamiento de belfos-. El lenguaje corporal del perro es ofensivo pero esto a veces no se suele cumplir del todo, a causa de que en algunas situaciones el lenguaje corporal puede ser defensivo-miedo-. Esto se puede deber a estos tres factores:

• el perro puede prever que va a ser castigado-condicionamiento-.

• la jerarquía en el grupo Homo Sapiens y Canis familiaris no es estable. Esto tiene su explicación en la no consistencia del propietario en su relación jerárquica con el animal, es decir, en algunas ocasiones se muestra como dominante y otras como subordinado en un mismo contexto, consiguiendo confundir al perro, que no sabe cómo tiene que comportarse y reacciona al mismo tiempo con posturas de sumisión y dominancia.

• el animal puede estar realizándonos una comunicación de intención que es deshonesta-el perro va de farol, si no te retiras te voy a atacar, cuando en realidad el perro no piensa hacerlo-. La honestidad en las comunicaciones se da cuando un animal transmite lo que realmente siente y podemos asegurar que su señal es honesta. Si miente o comunica sobre intenciones, su señal será deshonesta-en este caso, son normalmente los individuos menos fuertes e inseguros quienes suelen utilizarlas-. Tanto en la especie canina como en la especie humana, la comunicación deshonesta ha sido exitosa, por lo que la misma ha evolucionado.

En el caso que nos ocupa, el que tiene una señal honesta-no va de farol- es el propietario y es la de fuerza, a causa de que los humanos somos bípedos y más fuertes que ellos, sobre todo cuando estos son cachorros, por eso es muy importante que el propietario sepa leer el lenguaje corporal del animal.

 

Señal de fuerza-Honesta-.

Aprendizaje de la agresividad.
La agresión o conductas agresivas permiten al perro conseguir el control de la situación, reforzando la conducta y aumentando la probabilidad de que el perro escoja este modelo de conducta en situaciones comparables en el futuro.
Hay que tener presente que los perros-y todas las especies- cuando toman decisiones lo hacen a tenor de una relación de costes/beneficios. Si los costes son mayores que los beneficios, ese comportamiento no se llevará a cabo, si por el contrario, los beneficios son mayores que los costes, esa conducta si se llevará a cabo. Si un perro gruñe, enseña los dientes, se tira a morder-o incluso llega a morder alguna vez a su propietario-o persona desconocida- cuando está en posesión del recurso y éste retrocede, son pocos costes y muchos beneficios, por lo que dicho comportamiento se volverá a repetir. Si es reforzado en muchas ocasiones-por condicionamiento instrumental u operante- será muy difícil de modificar ese comportamiento.
El perro está aprendiendo en esas ocasiones mediante el condicionamiento de evitación y escape. El condicionamiento de escape se da cuando el propietario-o desconocido- se acerca o intenta quitarle el recurso al animal. Al acercarse o intentarlo el mismo le está aplicando al perro un refuerzo negativo-que es aversivo- y hará que la respuesta agresiva que elija el perro se repita, una vez cese la aplicación de dicho refuerzo-cuando se aleje o deje de intentar quitárselo-. En la evitación, el animal aprende que puede interrumpir el estímulo aversivo mediante el escape y comienza a responder antes de que se presente el mismo-cuando se acerquen a el-, con lo cual el perro no sufre su presencia-que le quiten la posesión del recurso-. Por desgracia, el perro aprende que las conductas agresivas son conductas de evitación muy efectivas.
En este caso, aparte de establecerse rápidamente el condicionamiento de evitación también el mismo se hace muy resistente a la extinción. Por todo lo anterior, no es de extrañar, que de ahí aparezca la posterior apariencia de la llamada agresión “impredecible” y “no provocada”.
También es muy importante la actuación del propietario sobre este tipo de conductas. En efecto, si los mismos le permiten hacerlo, la conducta competitiva del animal se agravará, pero si por el contrario no le permiten hacerlo-se toman medidas al respecto-, no dará lugar, en la mayoría de los casos, a un problema de agresividad, por lo que es muy importante que se tomen medidas cuanto antes ya que un factor que agrava la situación es el aprendizaje que tenga el animal en esa conducta-los perros siempre están aprendiendo-. Quiero recordar que el comportamiento es una interacción compleja entre genes y medio ambiente.
Es más, si el animal se sale con la suya-tiene éxito controlando el recurso-, el propietario estará bajando un peldaño ante el animal lo que aumentará el riesgo de disputas competitivas en un futuro-y por desgracia no muy lejano-.
Tratamiento.
Sería conveniente que se estableciera jerarquía dentro del grupo humano-animal. Es muy importante que se controle el acceso a los recursos valorados por el perro. A partir de ahora nuestro amigo tendrá que pedir las cosas “por favor”.

El castigo está contraindicado en el tratamiento de esta conducta. Hay que tener presente que las conductas tensas o impredecibles-como son el castigo- pueden exacerbar el problema actual intensificando los comportamientos agresivos. El propietario debe abstenerse de las reprimendas verbales, la fuerza física-pegarle tirones o someter al perro- y así como realizarle al perro comunicaciones agonísticas de intención-gesticular o señalarle con el dedo-.

“No hay que castigar porque se corre el riesgo de lesión”-sino que se lo pregunten al Sr. Cesar Millán de la televisión que alguna vez se ha llevado un buen mordisco por utilizar el castigo-.

Quiero recordar la Ley del Efecto de Thorndike: toda conducta premiada tenderá a repetirse y toda conducta castigada tenderá “a eliminarse y/o a derivarse hacia otra”.

También veo muy importante que se eviten las situaciones de riesgo.
Como ayuda para las sesiones de adiestramiento se puede utilizar el Halty.

El tratamiento sería el siguiente:

Con la Comida.
Cuando nuestro cachorro llega a casa con dos meses de edad-esta es la edad ideal-, el mismo perfectamente puede proteger su comida ya que el mismo puede venir predispuesto genéticamente a ello. La protección de recurso primario de supervivencia es una conducta adaptada-solo lo que hay en los genes produce adaptación-.
El tratamiento se puede hacer de varias maneras:
• Hay que enseñarle al perro “quien ha cazado” el recurso. Darle de comer en la mano es una buena forma de hacer entender al animal que nosotros somos los dueños de la comida-“toma, mira lo que he cazado”- y para ello, se puede presentar la palma de la mano abierta y mirando hacia arriba-así no intentará proteger la comida-. Otra forma de demostrarle que la comida sale de nosotros es abrirle la boca al perro y meterle un trozo de comida, si puede ser grande, mucho mejor.
También para evitar que el perro proteja la comida se le puede dar de comer en dos o tres cuencos y en sitios diferentes-el perro tiene que ver que echamos comida en su interior-. No deberá comer nunca sin autorización-ya que tiene que pedir las cosas por favor- y para ello, colocaremos el comedero del pienso detrás de nosotros, en el suelo y le pediremos que se siente y espere, cuando lo haga, se le da la orden de comer.
• También se puede reducir el estímulo que induce las conductas agresivas hasta tal punto que el animal no reaccione. Esto se consigue con el contracondicionamiento y buscamos que el perro efectúe una conducta durante nuestro acercamiento que sea incompatible con una respuesta de agresividad, disminuyendo por tanto esta. Siempre que nos acerquemos, lo haremos para añadir algo de comida al comedero. Tiene que ser comida muy apetitosa para el animal pero que no sea pienso-o lo mismo que está comiendo-. Estamos habituando al perro a que nuestra presencia mientras come, no es significativa de que le suponga ninguna amenaza-que vaya a ser castigado o se quede sin comer- sino que irá asociada a algo muy bueno. Todo este proceso se debe de hacer de una forma gradual-pasito a pasito y sin prisas-.

• Adiestramiento del animal: este programa debe incluir una serie de ejercicios de obediencia en la que se tenga un buen control sobre el mismo-esto en un principio evitando las situaciones de peligro-. Una vez se ha conseguido esto, debe exponerse al animal a las situaciones conflictivas que desencadenan la agresividad. El propietario debe interrumpir los primeros síntomas de agresividad mediante una orden de bloqueo-comando NO- o respuesta incompatible - la orden de echado le irá muy bien, ya que ésta posición es la mayor manifestación de sometimiento jerárquico en los canidos- y seguidamente hay que premiar las respuestas no agresivas.

Con los Juguetes.

Como hay que evitar las situaciones de riesgo, no recomiendo que se intente quitar o se le quite un juguete al perro ya que puede agravar la situación –morder a la persona- y puede que el objeto tenga más valor para el animal al retirárselo. El mismo lo soltará pero a la orden-suelta- y para eso es imprescindible tener un control sobre el animal. Cuando lo suelte se le recompensa.

En el caso de que el perro proteja juguetes rellenos de comida como por ejemplo los kongs u otros, se debería proceder como en el apartado anterior o bien con la orden de suelta.

Con las Zonas de Descanso.

El perro tiene que tener “un sitio” donde descansar pero no se puede constituir en Señor Feudal del mismo. Es mi opinión personal, que es muy importante que el perro tenga un sitio, solo uno y no varios, es decir, no se le tiene que permitir subir a nuestro sofá, a nuestra cama, etc., para así prevenir futuros problemas de disputas competitivas y otros problemas de comportamiento-como el marcaje con orina o heces-, además de que se estará bajando un peldaño ante el animal.

El propietario debe interrumpir los primeros síntomas de agresividad mediante una orden de bloqueo-comando NO- o respuesta incompatible- fuera o bájate- y seguidamente hay que premiar las respuestas no agresivas o cuando cumple la orden.

Propietario.

Hay que tener presente que la atención y cercanía del propietario para el Canis familiaris es un “recurso muy valioso” por el que vale la pena competir. Esta agresividad suele pasar cuando alguien intenta acercarse al propietario o interactúa con él.

El propietario debe interrumpir los primeros síntomas de agresividad mediante una orden de bloqueo-comando NO- o respuesta incompatible- sentado- y seguidamente hay que premiar las respuestas no agresivas o cuando cumple la orden.

Pronóstico.

El mismo tiene mucha variabilidad y depende de varios factores, como son:

• el valor que tenga para el animal el recurso. Por ejemplo, si es la comida puede que sea difícil de corregir.

• la edad que tenga el animal. No es lo mismo que le pase a un cachorro o perro joven que a un perro que ya es adulto-ya ha llegado a la fase de madurez sexual-, es decir, ya ha fijado los patrones de comportamiento.

• el aprendizaje sobre la agresividad. Cuanto más aprendizaje, peor pronóstico.

• la duración del problema. Cuanto más tiempo, peor pronóstico.

• la actitud de los propietarios en lo referente al establecimiento de la jerarquía y control de los recursos y así como el control que se tenga del animal- adiestramiento en obediencia-. Si se lleva a cabo todo lo anteriormente expuesto, el pronóstico es bueno.

Bibliografía

Manteca, J. (2003): Etología Clínica Veterinaria del Perro y del Gato. Multimédica Ediciones Veterinarias. 3ª Edición.

 

Etología, comportamiento canino: Miguel Ángel Signes Llopis

PORTALDOG.COM sitio canino con información para los amantes de los perros. Artículos informativos por especialistas médicos veterinarios, conductistas, etólogos, adiestradores. Guías de servicios con mucha info. Podes participar mediante nuestro foro canino, compartir ideas, buscarle novio a tu perro o publicando su fotografía.
 
 
 
 
adiestradores artículos médicos
criaderos homeopatía
paseadores etología
handlers estándar de raza
guarderías clubes de raza
belleza canina biblioteca canina
veterinarias links
pet´s shop  
       
PORTALDOG.COM mas info para los amantes de los perros
También te invitamos a visitar:
Displasia de codo la articulación del codo está formada por 3 huesos: por el contacto de la extremidad distal del húmero y los extremos proximales del los huesos radio y cúbito. Este contacto articular se denomina articulación humero radio-cubital .
Hay que considerar además la unión proximal o superior de [...]
 
El cáncer es una enfermedad conocida por todos ¿Quién no tuvo un amigo o pariente o conocido con cáncer? Tal vez usted mismo padeció esta enfermedad. Así como las personas, los animales, nuestras mascotas, pueden enfermar de cáncer [...]
 
La Hiperactividad es una tara congénita. En estudios realizados sobre la heredabilidad de la conducta en el perro doméstico, se ha comprobado que hay un factor peligroso que se hereda con toda facilidad, que se corre como el fuego y se extiende de [...]
 
Homeovet.com.ar   Guardería Canina en Pilar
 
La Terapeútica Biológica Celular es un Método Terapéutico Médico, que tiene como objetivo la curación o mejoría del paciente, mediante la oferta de material biológico específico de alto poder vital, que las células en disfunción emplean para su reparación y/o revitalización [...]
 
Ansiedad por separación: es un sentimiento difuso de angustia o aprehensividad hacia un peligro o amenaza inespecífica, acompañado de una sensación de desolación y desprotección que lleva a conductas que pueden ser destructivas a la propiedad, peligrosas para el perro, o molestas para el dueño [...]
 
Período Neonatal: abarca las dos primeras semanas de vida del cachorro. Consiste básicamente en momentos de mamar intercalados con momentos de dormir. Durante este período el cachorro no puede ver ni escuchar, no posee locomoción. La repuesta al dolor durante [...]
 
Más info en la sección artículos médicos
 
   
Terminos de uso y condiciones www.portaldog.com